Displasia de cadera en perros

La Displasia de Cadera es una enfermedad osteoarticular, es decir, afecta a los huesos y articulaciones de la zona de la cadera de nuestro perro, llegando a provocar una malformación. Esta enfermedad, en la mayoría de los casos es hereditaria ytambién es degenerativa. No se puede detectar antes de la 16 semanas de edad, aunque los síntomas no suelen ser visibles hasta en la etapa adulta. Por eso su detección es primordial para evitar dolores intensos y garantizar una buena calidad de vida a nuestro can.

 

Síntomas

Suele afectar sobre todo a perros de tamaño grande. El origen es genético, aunque las causas que pueden agravar la  Displasia de Cadera en nuestro compañero peludo pueden ser una mala alimentación, exceso de ejercicio o sobrepeso, entre otras.

Por otro lado, los principales síntomas, aparte de dolor, suelen ser: inactividad, rechazo a jugar, subir escaleras, correr o saltar; cojera, dificultad de movimiento de las patas traseras, rigidez en la cadera y patas traseras, espalda curva, artrofia muscular, dificultad al moverse y chasquidos audibles en la zona de la cadera.

Si crees que has visto alguno de esos síntomas, que pueden ser constantes o intermitentes, en tu mascota, ven a vernos. Mediante pruebas como radiografías podremos determinar si tu amigo sufre Displasia de Cadera y en qué nivel se encuentra. Existen diferentes niveles, desde el A hasta el E, siendo este primero una cadera sana sin ningún problema y el segundo una Displasia de Cadera severa.

Tratamiento Paliativo

La Displasia de Cadera no tiene cura como tal pero existen tratamientos (quirúrgicos o no) que pueden ayudarte a que no sufra tanto dolor y goce de una buena salud y calidad de vida:

Tratamientos no quirúrgicos:

  • Medicamentos antiinflamatorios y analgésicos
  • Condroprotectores
  • Alimentación especifica
  • Ejercicios específicos
  • Métodos ortopédicos
  • Fisioterapia

La cirugía es recomendable cuando lo anterior no da resultado. Existen dos tipos de cirugía:

Prótesis de cadera: consiste en sustituir la cabeza del fémur por un vástago metalico que hace su función. Es resolutiva y genera unos resultados excelentes, aunque como contrapartida presenta una alta tasa de complicaciones graves y el precio es muy alto (ronda los 3000-4000€ por extremidad).

Artroplastia de cadera: consiste en escindir (cortar) la cabeza del fémur, lo que elimina el dolor en la articulación, generándose una pseudoarticulación entre la cadera y el fémur que, junto con la musculatura, le da estabilidad. Por contrapartida es una solución de rescate, no soluciona totalmente el problema aunque con tratamiento paliativo y controles médicos la evolución suele ser favorable en un alto por ciento de los casos. Esta no es una solución definitiva a la enfermedad, por eso deberás hacer revisiones periódicas para asegurarte de que todo está bien.

Un perro con Displasia, si cuenta con los cuidados necesarios, una buena alimentación y ejercicios específicos, no tiene por qué tener mala calidad de vida o esperanza de vida menor.

 

Cuidados especiales

La vida con un can que sufra esta enfermedad puede ser igual de completa y reconfortante, pero si te aconsejamos que:

  • Tengas cuidado con el sobrepeso
  • Realicéis ejercicio adecuado, la natación es muy buena opción
  • No dejéis de pasear. Simplemente, disminuye el tiempo por paseo pero aumenta la cantidad de éstos
  • Revisiones periódicas a nuestra clínica

En nuestros Planes de Salud para perros tienes incluidas visitas, consultas y RX anual que te ayudarán a saber cómo se encuentra tu mejor amigo y qué hacer para seguir ofreciéndole una buena calidad de vida, felicidad, ¡y salud!

 

¡Síguenos en Redes Sociales y no te pierdas nada!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *