Enriquecimiento ambiental para perros

Si quieres mejorar el bienestar emocional de tu mascota, así como potenciar su desarrollo cognitivo, y además mantenerlo en buena forma, quédate con nosotros porque hoy te hablamos del enriquecimiento ambiental.

¿A qué nos referimos con enriquecimiento ambiental para perros?

Los animales que viven en cautividad, desde los que viven en zoológicos hasta los que habitan en la calidez de un hogar humano, pasando por los refugios y casas de acogida, no es que vivan precisamente en su medio natural. Es por ello que existen ciertos estímulos ambientales y sociales que los ayudan a desarrollar el comportamiento natural de su propia especie, lo que prevendrá situaciones estresantes con los consecuentes problemas de comportamiento.

Aunque vamos a generalizar un poco, lo cierto es que habría que estudiar cada caso concreto si el comportamiento del can es un poco “errático”. Para ello es aconsejable que acudáis a un etólogo o educador canino, que os ayudará gracias a un etograma de vuestra mascota (estudio minucioso sobre su comportamiento).

No obstante, en líneas generales, os vamos a hablar de cuáles son las estrategias más comunes y que suelen dar buenos resultados.

 

Estímulos o estrategias comunes

En este punto, debemos distinguir 5 tipos de enriquecimientos ambientales:

  • Enriquecimiento cognitivo: Estimularemos a nuestro can para que sea capaz de resolver problemas o situaciones y que recompensaremos con un premio.
  • Enriquecimiento social: Donde le ayudaremos a interactuar con otros animales y personas. ¿Recordáis nuestro post donde hablábamos de la socialización en perros? Puedes volver a él desde pulsando aquí.
  • Enriquecimiento sensorial: Estimulando sus sentidos, sobre todo olfato y oído, aunque también la vista. Este punto actúa beneficiosamente en el descanso y disminuir los ladridos.
  • Enriquecimiento Físico: Realizando cambios en las rutinas de paseo, de ejercicios y juego, aumentando su complejidad gradualmente. También importante los cambios en su entorno y que le permita investigar distintos lugares en varios niveles de dificultad de acceso.
  • Enriquecimiento nutricional: Fomentar sus capacidades naturales como especie haciéndoles obtener la comida de una forma dinámica: buscándola, por ejemplo, en lugar de dársela en un plato. Existen dispensadores, juegos de olfato, etc.

Algunos ejemplos para el enriquecimiento ambiental de tus perretes

Mediante Juegos y juguetes

Aunque encontrarás mucha variedad en el mercado, también puedes hacerlos caseros. (En Youtube puedes encontrar un montón de tutoriales). Puedes ver algunas ideas  Los juegos son esenciales en la vida de tu mascota, y le estimularán a todos los niveles: cognitivos, sensorial, físico y nutricional.

El Olfateo

Es de los más sencillos y beneficiosos para nuestro compañero peludo. Esconde trocitos de comida por la casa y déjalos que lo busquen. Ayúdate de todo lo que tengas por casa para ir complicándole el ejercicio poco a poco: recipientes, distintas alturas, cojines y mantas, bajo los muebles, etc… Este hábito hará que reduzcan estrés y calmen su ansiedad por la comida.

Caricias

El vínculo social es muy importante, y además de relajarlo, las caricias harán que se relajen y estimulen el sentido del tacto.

Paseos y deportes

Esta tarea diaria es vital para ellos, ya que fomentamos el enriquecimiento ambiental de tipo social, sensorial y físico. Siempre modulando los paseos y ejercicios según su edad, es vital que al menos paseen una vez al día y practiquen algún ejercicio (buscar la pelota,  frisbie, circuito…)

Adiestramiento

Así estimulamos el desarrollo cognitivo, aprendiendo nuevas órdenes como sentarse, dar la pate, traer un objeto etc. Además estaremos dando un plus al enriquecimiento social, ya que es una forma de interacción entre especies.

Si además de un entorno que estimule a tu mascota a todos los niveles, contratas uno de nuestros planes de salud, estarás garantizándole un bienestar de mucha calidad. ¡Ellos se lo merecen!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *