¿Por qué tu perro se lame las patas?

¿Tu perro se lame las patas a menudo?

No te preocupes, es una acción habitual. Pero, ¡ojo! Porque si esta conducta se vuelve compulsiva es porque esconde algo detrás. Y es que a nuestros amigos peludos hay que observarlos con atención, porque a través de sus comportamientos nos pueden revelar datos importantes sobre su salud.

Hoy vamos a contarte algunas de la posibles causas que puede haber detrás de este lamido tan insistente de patas.

 

Dolor o molestia

Ya sabemos que los perros se lamen las heridas, de ahí los famosos collares isabelinos que tanto les molestan. Si se chupa mucho las patas, y sobretodo, si insiste en una de ellas, es posible que haya detrás un dolor o picor subyacente. Puede que le haya picado un bichito, que tenga alguna espina u otra cosa clavada, o que tenga otro tipo de molestia. Por eso, aunque a simple vista no veas nada que pueda provocarle ese dolor, no lo ignores y llévalo al veterinario, puede que la causa necesite atención profesional.

Alergias

Hay muchas alergias que solo se manifiestan en las patas, provocando prurito (picor) y enrojecimiento. ¡Y las alergias son muy frecuentes! Ya te hablamos de algunas de ellas en el post “Alergias: el enemigo en primavera”.

Parásitos

¡Ojo con esto! Los parásitos externos como pulgas, garrapatas o mosquitos le pueden traer problemas importantes. Y su picadura provoca picor intenso o dolor, razón por la cual ya hemos comentado que es frecuente que se laman o muerdan la zona. ¿Quieres saber más de los parásitos? Pulsa aquí

Ansiedad o aburrimiento

Desde la ansiedad por la separación de sus humanos hasta por trastornos obsesivos-compulsivos, los perros pueden lamerse las patas insistentemente. También el aburrimiento por falta de estimulación puede ser una causa de este comportamiento. El enriquecimiento ambiental suele ayudar a paliar estas conductas, pero si tienes dudas, acude a tu veterinario.

 

Limpieza

¡Sí! Aunque no le falte su baño, los perros suelen lavarse todos los días, empezando por las patas y siguiendo por otras zonas del cuerpo. Esta razón no es preocupante.

 Humedad y piel seca

Después del baño, seca muy bien sus almohadillas y los deditos de sus patas. La humedad les incita a chuparse para secarse. Y, al contrario, las patologías de la piel, como una dermatitis que le reseque la piel, también lo condicionan a lamerse las patas.

 

En conclusión: Si nuestro perro se lame las patas más de lo normal, revísalo bien para descartar que se trate de algún factor externo que le moleste sin más. Pero si no encuentras nada, ya sabes que puede ser cualquiera de las causas que te hemos comentado antes y algunas son bastante graves, por eso no dudes en consultar a tu veterinario/a.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *