Guía práctica de parásitos externos.

Aunque ya comentamos en un post anterior que aquí en el sur los parásitos no descansan en invierno debido a que las temperaturas son más cálidas, lo cierto es que en verano nuestras mascotas corren más riesgo de contraer enfermedades vectoriales (las transmitidas a través de parásitos) y otras molestias, especialmente a través de los artrópodos.

Hoy vamos a hablaros de estos molestos y peligrosos bichitos, como identificar si tu perro o gato los sufren y como ponerle remedio, aunque, en cualquier caso, la prevención siempre será nuestra mejor opción.

 

Los parásitos externos más frecuentes.

Pulgas: Las escurridizas corredoras y saltadoras olímpicas

Las pulgas corren y saltan gracias a sus largas patas y son complicadas de atrapar.

Son muy difíciles de coger porque corren y saltan gracias a sus largas patas. Las pulgas también pican a los humanos, dejando muchas pequeñas picaduras cercanas las unas a las otras.

Causantes de:

Alergias cutáneas en perros, y pueden portar enfermedades como la Micoplasmosis en perros y gatos.

Sabrás si tu perro o gato tiene pulgas si:

Se rasca mucho, tanto con las patas como dándose mordisquitos en la piel. A veces se pueden visualizar directamente pero no siempre. Si las buscamos y no las encontramos, no quiere decir que no tenga porque se esconden muy bien en el pelaje.

Si tu perro o gato ya tiene pulgas:

Cepíllalo bien e insistentemente, revisa su pelaje. Si ves puntitos negros humedécelos para comprobar si se vuelven rojos. Si es así significará que son los excrementos de las pulgas. Después de esto te recomendamos que acudas al veterinario donde te daremos una solución eficaz para acabar con el parásito. Incluso, ante la duda, siempre recomendamos poner protección preventiva.

Ten en cuenta de que si se te infesta la casa de pulgas, eliminarlas va a ser un proceso muy fastidioso.

 

Garrapatas: Estas no saltan ni corren pero se agarran fuertemente a la piel.

Las garrapatas muerden y se agarran con mucha fuerza

Son muy peligrosas tanto para nuestros perros/gatos como para nosotros, ya que pueden portar enfermedades que nos atacan a las tres especies. Habitualmente esperan pacientes en las zonas verdes a la espera de que pase algún peludo para engancharse y trepar hasta su piel.

Causantes de:

De un gran número de reacciones cutáneas debido a la toxicidad de su saliva. Además portadoras de graves enfermedades como Borreliosis o Enfermedad de Lyme, Ehrlichiosis y Babesiosis (que afecta tanto a perros como a gatos y humanos)

Sabrás si tu perro o gato ya tiene garrapatas si:

Las ves directamente: las hembras son de mayor tamaño y los machos más pequeños y numerosos alrededor de las hembras, aunque pueden estar solos. Los perros y gatos no sienten una molestia que los haga reaccionar.  Por lo tanto, si ves directamente las garrapatas o presenta síntomas como fiebre, cojeras provocadas por dolor articular, falta de apetito y desgana generalizada, tráelo de inmediato al veterinario para un diagnóstico.

A veces se ve sólo la herida que ha dejado la garrapata en la piel aunque ella ya se haya soltado

Si tu perro o gato ya tiene garrapatas:

Aunque les quites las garrapatas, trae a tu mascota al veterinario para realizar un chequeo y comprobar que no le han transmitido ninguna enfermedad vectorial, además de poner productos de prevención para evitar que sigan picándole.

 

Mosquitos: Portadores de enfermedades crónicas.

Los mosquitos son los portadores de la leishmania, por lo que tenemos que tener un especial cuidado, sobretodo en la prevención, ya que es la única solución efectiva para combatir a estos enemigos.

Causantes de:

Dos enfermedades muy preocupantes tanto en perros como en gatos: Filariasis (gusanos en el corazón) y Leishmaniosis.

Sobre la Leishmaniosis ya hablamos largo y tendido en un post anterior (https://centroveterinariomijas.es/vacunacion-leishmania/ ) pero os recordamos lo más importante: no tiene cura, la vacunación es la mejor prevención que existe y en la que insistimos fervientemente los veterinarios.

Sabrás si a tu perro o gato le ha picado un mosquito si:

Le ha transmitido la enfermedad y empieza a sufrir los síntomas propios de estas dos enfermedades. En Leishmaniosis verás lesiones en la piel, en los ojos, en las articulaciones y en estados avanzados atacará al riñón. En el caso de la filariasis: tos, dificultad respiratoria, pérdida de apetito, cansancio … Pero insistimos: los síntomas de estas enfermedades dan la cara cuando ya está muy avanzada la enfermedad por lo que es muy importante la prevención.

-> ACUDE AL VETERINARIO AL MENOR INDICIO <-

 

Ácaros: Microscópicos y amantes de los gatos.

Diminutos y molestos

Los ácaros atacan a perros y  gatos, pero las orejas gatunas les encantan.

Causantes de:

Varios tipos de sarnas, alergias cutáneas y otitis, sobre todo en gatos.

 

Sabrás si tu perro o gato tiene ácaros sí:

Se rasca con mucha insistencia o se intenta morder la zona donde han anidado.

Si los ácaros ya han anidado en tu perro o gato.

Acude al veterinario, sobre todo si han hecho de los oídos de tu mascota su hogar. Nosotros podremos decirte cuál es el producto más idóneo según las condiciones de tu perro o gato.

 

 

LA PREVENCIÓN ES NUESTRO MEJOR ALIADO SIEMPRE.

La acción combinada de pipetas, desparasitación interna, collar y sobre todo la vacunación de la leishmania es siempre la mejor opción. Pero para realizar correctamente esta combinación con productos adecuados, te pedimos por favor que vengas a vernos, ya que dependerá de la zona donde vivas, que tipo de animal tengas y de vuestros hábitos el utilizar unos artículos u otros.

No obstante te explicamos qué es más efectivo para según qué insecto:

  • Collares antiparásitos de marcas reconocidas: Muy eficaces contra garrapatas, pulgas y mosquitos.
  • Sprays antiparásitos: Menos eficaces que los collares. No los aconsejamos en general ya que el efecto residual es más bajo y además los animales lo pueden chupar e intoxicarse.
  • Pipetas antiparasitarias: Son fáciles de aplicar y son muy eficaces, cubriendo en algunas marcas tanto parásitos externos como internos.
  • Pastillas de desparasitación interna (para lombrices): se suelen dar cada tres meses
  • Pastillas de desparasitación externa: muy eficaces pero no tienen efecto sobre la repelencia de mosquitos, por lo que es aconsejable combinarlas siempre con collares o pipetas.
  • Y lo más importante: La Vacunación de todas las enfermedades posibles, y en especial de la Leishmania.

AVISO IMPORTANTE: Las pipetas de perros pueden ser muy tóxicas para los gatos, por lo que si no está seguro de que la pipeta que tiene en casa es apta para gatos no ponerla en felinos bajo ningún concepto

Aunque apliques alguno de éstos métodos, revisa frecuentemente la piel de tu mascota, sobre todo si habéis paseado por zonas verdes donde puedan habitar parásitos (especialmente pulgas o garrapatas).

 

En el Hospital Veterinario Mijas Pueblo estamos abiertos 365 días al año, no dudes en venir en cuanto tu mascota presente algún síntoma o no te sientas seguro de como atacar a uno de estos insectos. Y te recordamos que en nuestros Planes de Salud te avisaremos del calendario de vacunación y desparasitación, para que no te saltes nada y tu perro o gato esté siempre protegido. Además incluyen los test más importantes de diagnóstico de leishmania, filaria y enfermedades transmitidas por garrapatas.

¿Quieres consultar otros post donde tratamos temas relacionados con este? ¡Aquí te los dejamos!

¡Síguenos en las redes!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *