Mediciones de Tensión I: Hipertensión

¿Sabías que la hipertensión también es un riesgo que pueden sufrir nuestras mascotas a partir de cierta edad? Pues sí, y además es un “efecto secundario” de otra enfermedad, por lo que es muy importante incluir la medición de tensión en todas las revisiones a partir de los 7 años de edad. De esta manera podremos detectar patologías de forma temprana.

Pero… ¿qué es la hipertensión? Es el aumento de la presión en la circulación de la sangre por las arterias, producida por la rigidez de las paredes de estas o  porque los mecanismos reguladores de la misma fallan. Al perder la elasticidad, la sangre no circula con la presión adecuada, y esto es muy peligroso ya que obliga al corazón a bombear más fuerte para poder regar los órganos adecuadamente.

La hipertensión afecta a 1 de cada 10 perros y en el caso de los felinos, la estadística crece hasta los 1 de cada 6. Y casi todos los casos en animales mayores de 7 años.

CAUSAS Y CONSECUENCIAS DE LA HIPERTENSIÓN (TOD)

Como hemos dicho al inicio, la hipertensión es síntoma de alguna enfermedad que la provoca. Y pueden ser muy variadas. Estas son algunas de las más frecuentes:

  • Enfermedades Renales agudas
  • Diabetes Mellitus
  • Obesidad
  • Patologías hormonales (hiperaldosteranismo, enfermedad de Cushing, hipo o hipertiroidismo…)
  • Feocromocitona (tumor en alguna glándula suprarrenal)

Pero la hipertensión es un síntoma muy peligroso que puede causar daños a órganos diana, a este tipo de daño se le denomina TOD por sus siglas en inglés: Target Organ Damage

Y, ¿cuáles son estos órganos vitales a los que puede afectar la hipertensión? Pues ni más que menos que órganos tan importantes como el riñón, cerebro, corazón, ojos y vasos sanguíneos.

Esto significa que una hipertensión, que es un síntoma de otra enfermedad, puede provocar el peor de los desenlaces de una enfermedad y el deterioro de su calidad de vida. Puede llegar a producir la muerte en ictus cerebrales y problemas cardiacos.

¿CUANDO UN ANIMAL ES HIPERTENSO?

Al tomar la tensión a un animal tenemos que tener en cuenta que la hipertensión, aunque la mayoría de las veces es un efecto secundario de otra patología (hipertensión secundaria), también puede dar unos valores elevados por que el animal esté un poco estresado debido a las circunstancias (hipertensión situacional), por ello ha de tomarse separado del resto de animales, en un entorno tranquilo.

La hipertensión se clasifica en base al riesgo de causar daño a los órganos diana (TOD):

  • Animal Normotenso: Poco riesgo de TOD con una medición de <140 mmHg
  • Animal Prehipertenso: Bajo riesgo de TOD con una medición entre 140 y 159 mmHg
  • Animal Hipertenso: Riego moderado de TOD con una medición entre 160 y 179mmHg
  • Hipertenso Severo: Alto riesgo de TOD con una medición superior a 180 mmHg

TRATAMIENTO Y SEGUIMIENTO

El 80% de los casos de hipertensión (tanto en perros como en gatos) es secundaria, por lo que detectar una tensión elevada nos da pistas para saber que tenemos que buscar otra patología subyacente. No obstante, la hipertensión hay que tratarla y para ello existen varios tipos de medicamentos cuyas dosis se tendrán que ir ajustando en base a un seguimiento que debemos hacer del paciente. Cada animal es un mundo y por lo tanto cada tratamiento será individualizado.

El seguimiento se realizará a base de controles, realizando el primero tras unos 7-10 días de haber iniciado el tratamiento, o antes dependiendo de si ha causado daño en algún órgano.

En el Hospital Veterinario Mijas Pueblo disponemos de la aparatología necesaria para realizar mediciones de tensión precisas, y también están incluidas en nuestros Planes de Salud para animales senior, lo que garantiza un seguimiento detallado y profundo para que tu mascota pueda disfrutar de una calidad de vida mayor, que se traduce en bienestar tanto para ellos como para ti.

¡Síguenos en redes!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *