Los problemas de la obesidad en mascotas

Aunque los perritos y gatitos gorditos son un reclamo para sacar una risita en memes y videos, la verdad que la obesidad en nuestras mascotas no es ninguna broma y en el Hospital Veterinario Mijas Pueblo nos ponemos serios con este tema.

¿Por qué? Porque, además de problemas de salud, merman la calidad y la esperanza de vida de nuestro querido compañero. Y, la culpa no es de ellos, es nuestra: la falta de información en la alimentación y nuestro sedentarismo son las principales causas. ¡Ojo a este post porque te lo contamos todo!

¿Cómo saber si mi mascota es obesa?

En principio parece evidente a simple vista, pero quizá sólo seas consciente cuando ya ha alcanzado la obesidad, y no te has dado cuenta del proceso.

Aquí te dejamos una tabla de condición corporal en perros medianos y gatos.

Tabla de condición corporal

 

¿Quieres descargar la tabla completa para todos los tamaños de perros? hazlo aquí -> Condición Corporal Perros

Para saber si están en su peso ideal, tanto en perros como en gatos, hay que observar su silueta y valorar los siguientes aspectos:

    • Las Costillas, vértebras, escápula etc.. pueden palparse, pero no verse.
    • La cintura se distingue claramente tras las costillas, sobretodo en perros.
    • El Abdomen ha de estar firme y plano.

 

¿Qué causa la Obesidad?

Aunque los humanos podemos atribuirnos el 80% de la culpa, por nuestros propios hábitos poco saludables, también hay otros factores de riesgo. Aquí te dejamos una lista de todas las posibles causas:

Piensos baratos y poco equilibrados
        • Mala alimentación: Comer a demanda, los “premios” que les damos con demasiada frecuencia, alimentarlos con restos de comida humana, una mala elección del pienso (cargado de carbohidratos y poca proteína), los “tentempiés” que le dan otros miembros de la familia humana…. Todo contribuye a crear una mala alimentación.
  • Poca Actividad Física: si el aporte energético es más alto que el gasto, entonces se engorda. La falta de actividad física es un factor recurrente y muy importante en la obesidad.
  • Edad: La obesidad suele aparecer en perros a partir de los 4 años y en gatos a partir de los 2. Mientras son cachorros, su gasto energético es mucho más elevado y, sin embargo, en la vejez avanzada, suelen comer menos y pierden un poco de peso.
  • Factor Genético: En los perros, hay razas que son más propensas a acumular grasa corporal: Los de la familia de los Retrievers (Labrador, Golden…), Beagle, Basset Hound, cocker spaniel, Teckels (perros salchicha), Collie, Pastor Alemán y Terrier.
  • Esterilización: La privación de la capacidad reproductiva implica un menor gasto energético y reduce su metabolismo. Pero esto no significa que no debamos esterilizarlos, sino cuidar su alimentación y aumentar el ejercicio físico
  • Medicación y algunas patologías: Medicamentos como, los corticoides, los anticonvulsivos y otros, pueden causar aumento de apetito. La diabetes y otras enfermedades hormonales son otro factor de riesgo que debemos controlar.

¿Qué consecuencias desata la obesidad?

¡Muchas más de lo que nos pensamos! La obesidad en sí debemos tratarla como una enfermedad crónica cuyas consecuencias se presentan en forma de patologías como:

  • Afecciones cardíacas y vasculares: La acumulación de grasa tiene efectos negativos en el ritmo cardíaco ya que el corazón hace un mayor esfuerzo para bombear la sangre a todo el organismo. También produce problemas vasculares tanto en arterias como venas.

    Las razas “chatas” o Braquicéfalas son más propensas a sufrir problemas respiratorios
  • Problemas respiratorios. La grasa acumulada en el abdomen presiona el diafragma y reduce su capacidad pulmonar. La obesidad aumenta el riesgo de un colapso en la tráquea, y en perros pequeños este riesgo es mayor. Mucho cuidado con razas chatas: el Bulldog, el Carlino o Boxer en perros; o los Persas, Scottisch Fold, Brittish… son más propensos a sufrir problemas respiratorios, y la obesidad los intensifica aún más.
  • Artritis y degeneración de las articulaciones. La grasa y el peso de más ejerce presión sobre el esqueleto del animal e influye en su deterioro.
  • Diabetes: La obesidad provoca resistencia a la insulina, lo que aumentaría peligrosamente la cantidad de azúcar en sangre.
  • Calculos biliares e infecciones de orina. ¿Os acordáis del caso Beauty?. La obesidad también está relacionada con problemas urinarios y de infecciones.
Comparación de suero de perro obeso con uno en su peso

¿Cómo puedes prevenir la obesidad?

La obesidad es una enfermedad que hay puede prevenir sí o sí, ya que está en nuestra mano controlar los factores de riesgo más importantes.

  • Elegir una buena alimentación: Opta por un pienso de calidad, cuyos macronutrientes estén bien equilibrados y los hidratos de carbono no sean los protagonistas. Además, elige uno acorde a las características físicas de nuestra mascota y no te pases de la cantidad recomendada. También hay que valorar el factor emocional para que tu perro o gato se sienta saciado, ¡ahí van unos consejos!:
    • Plantea un horario y dale de comer siempre a las mismas horas
    • Raciona la ingesta en tres tomas diarias
    • Muchas veces que piden comida no es por hambre, es para llamar nuestra atención. Podemos aprovechar para jugar con ellos y que hagan ejercicio en lugar de darle siempre premios cuando nos reclaman.
    • Sé fuerte, no te rindas a su cara de pena cuando estés comiendo ¡Piensa que es por su bien!

 

  • El ejercicio diario es fundamental para mantener a tu mascota sana

    Paseos y ejercicio físico. Aunque cada raza tiene sus demandas, es obligatorio para prevenir la obesidad un paseo diario de 20 minutos, como poco. Si puedes más, mejor y siempre intenta que sean dos paseos diarios. Este factor es muy importante, ya que, además de quemar calorías, reduces su ansiedad que le hace aumentar su apetito. Aunque lo verdaderamente ideal, es que además de andar, realice un ejercicio un poco más intenso (siempre que tu veterinario lo vea adecuado a la edad y estado de salud de tu mascota) a través del juego (tirarle la pelota, frisbie etc…) Y si tu mascota es un gato ¡Juega con él! Unas sesiones diarias de juego no solo serán beneficiosas para su salud física, sino también para su salud mental, evitando depresiones. Hazte con un puntero láser y ¡hazle correr!

 

Recuerda que en el Hospital Veterinario Mijas Pueblo estamos para ayudaros a ti y a tu mascota. Tenemos consulta especializada de control de peso, incluyendo analíticas diseñadas para tu mascota y comprobar que las hormonas no son un problema, así como cálculo exacto de raciones y seguimientos cada dos semanas para alcanzar el peso objetivo de manera saludable. ¿Necesitas ayuda para hacerle bajar de peso?¿No sabes cómo elegir la mejor alimentación? Ven a vernos, estaremos encantad@s de ayudarte y asesorarte en todo lo que necesites.

¡No olvides seguirnos en nuestras redes!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *